Nardone: “En América Latina no se trabaja bien el segmento de reuniones”

Nardone: “En América Latina no se trabaja bien el segmento de reuniones”

Arnaldo Nardone, past President de la International Congress & Convention Association (ICCA), señaló que en materia de turismo de reuniones Latinoamérica ha ido ganando terreno dentro del mercado, pero lamentó que todavía hay países y ciudades que no trabajan bien el segmento porque creen –equivocadamente- que conocen a sus clientes e intentan vender un producto que “nada tiene que ver con el turismo vacacional”.
Durante la 2° Jornada de Destinos Sede de Eventos, organizado por la provincia de Buenos Aires, Nardone disertó sobre las tendencias y desafíos del segmento y aseguró que se trata de “un mercado muy especial al que se llega con marketing directo y no promoción masiva”, por lo que planteó la necesidad de diseñar planes estratégicos a mediano y largo plazo.

En la actualidad el turismo de reuniones representa el 22% del movimiento turístico mundial, según el past President de ICCA. Se trata de un segmento de fuerte porque en los últimos años viene mostrando crecimientos “nunca menores al 10%”, a lo que se suma que el gastode cada viajero de reuniones quintuplica el de aquellos que viajan por ocio.

“En un congreso internacional el gasto promedio por día ha subido a 674 dólares, y en América Latina está en 380 dólares. La torta que tenemos para repartir en América Latina es de 350 billones de dólares –el 60% se lo lleva el Cono Sur-, por lo que es un mercado de alto impacto y alto beneficio para cualquier destino. Hay una gran oportunidad, pero hay que hacer un trabajo muy fuerte”, señaló.

En ese sentido, Nardone, que ha asesorado a países como Argentina, Ecuador, Perú y Chile, comentó que en el segmento MICE “la forma de competir es trabajar día a día sobre investigación, base de datos, candidaturas concretas (para eventos) y programar esas candidaturas”, agregando que “en América Latina no lo aplicamos y la consecuencia es bolsillos vacíos”.

Frente a esta realidad, sostuvo que “hay que dejar el pensamiento tradicional, que es aquel de que los otros hagan las cosas por nosotros y pensar fuera de la caja”, mirar nuevas áreas para captar eventos y trabajar en equipos regionales intercambiando información, porque “hay que buscar abrir los mercados”.

Como recomendación para ser hipercompetitivos, Arnaldo Nardone aseguró que “hay que tener planes estratégicos a largo plazo, porque aquellos que tienen una mirada muy corta sobre el sector van a fracasar”, y resaltó que quienes analizan sus mercados, definen un plan de acción, ven cuáles son los segmentos que mejor se adaptan a su destino y trabajan el marketing directo, “logran mayor rentabilidad porque que los costos de inversión pueden llegar a bajar un 60%”.

“Hay que invertir en capacitación y ofrecer calidad en toda la cadena de servicio, porque esto no es un negocio de una sola vez, es un negocio de reinserción: una vez que se realiza un congreso en Argentina, por ejemplo, en un promedio de 12 a 14 años puede volver. Y los destinos no están trabajando para eso, están buscando nuevos y no a los que ya estuvieron”, cuestionó el profesional.

A su vez, destacó ante los representantes de destinos sedes de eventos, la necesidad de “analizar la evolución de las reuniones para no invertir mal y perder plata”.

“Las reuniones más grandes son las que han ido o van camino a desaparecer, pero de la mano de su reducción de tamaño crecen en cantidad: en los años ‘60 teníamos 1.800 reuniones y en el último quinquenio alcanzamos las 55.000”, y agregó que “esto también nos lleva a reinventar la forma de trabajar, de invertir y ver qué necesidades van a requerir, porque al ser reuniones más específicas los destinos tiene que estar preparados”.

Para terminar, aseguró que para competir en igualdad de condiciones con aquellos que cuentan con altos presupuestos “hay que conocer el negocio: este sector no se trabaja igual que el turismo tradicional” y hoy “muchos destinos tienen oportunidades diferentes en la medida que entiendan cada nicho. No es el más fuerte el que sobrevive sino el que mejor se adapta a los cambios”, concluyó.

El año pasado en Argentina se realizaron 4.871 eventos, un 1% más que en 2013, y se movilizaron 6,6 millones de viajeros nacionales e internacionales, lo que supuso un impacto económico de 19.962 millones de pesos (US$ 2197,8 millones), de acuerdo a los datos del Anuario de Turismo de Reuniones que se realizar la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires. De ese total, el 41,8% corresponde a Congresos y Convenciones.

El informe muestra la capacidad contra estacional del turismo de reuniones, puesto que el 58% se realizaron entre agosto y noviembre, agregando como dato que el 44% de los eventos de toda la Argentina se concentraron en ciudad de Buenos Aires y Provincia de Buenos Aires (22 y 20%, respectivamente).

En cuanto a la distribución por tipo de reunión, el 83% correspondió a Congresos y Convenciones (4.021); 10% Ferias y Exposiciones(504); 4% Incentivos (219) y 3% Eventos Deportivos Internacionales (127), subsegmento que por primera vez es analizado en detalle para el Anuario.

Tags:, , ,

Post Discussion

Be the first to comment “Nardone: “En América Latina no se trabaja bien el segmento de reuniones””